INICIO | Mapa Web | Email | Aviso Legal | Webmail

928 24 20 30

¿Cuándo puedo plantearme reestructurar mi préstamo?

Si te encuentras (o prevés encontrarte) en situación de impago, tienes  dos posibilidades para evitar el embargo: Reestructurar el préstamo o vender la propiedad. Analizamos ambas:

Reestructurar el prEstamo:


¿Cuándo puedo plantearme reestructurar mi préstamo?

Cuando tus pagos superan los ingresos disponibles por circunstancias puntuales (p. ej. un negocio fallido, una operación de salud….) pero tus ingresos siguen estables, se puede estudiar esta posibilidad, verificar qué es viable y estudiarla por un especialista en financiación.

Las posibilidades de reestructurar
el prEstamo son variaS:


Negociar una cuota balón
:


Por ejemplo, si con el banco se mantenía una hipoteca de 150.000 euros a 30 años, se renegocia firmando una escritura de novación (se renegocia y cambia alguna de las condiciones iniciales de la hipoteca).  En este caso le proponemos al banco que nos deje la hipoteca, amortizándose sólo 100.000 euros, y dejando una cuota final de 50.000 euros al vencimiento del préstamo.  De este modo no tenemos que deshacernos de la vivienda. 

Reunificar las deudas:

En este caso se incrementa la hipoteca al objeto de que con dicho incremento, se abonen deudas a corto que reportan altos intereses y cargas que nos han desbordado económicamente (tarjetas de crédito, préstamos personales…).

Debemos de ser críticos y ser capaces de reconocer nuestra realidad y  analizar si nos hemos desbordado por un consumismo compulsivo; si fuera ese es el caso, muchas veces reunificar las deudas es una solución pasajera, pues reincidiremos de nuevo si no somos capaces de controlarnos.

STOP EMBARGO

Reunificar deudas cuando ya estás en Asnef y Rai:

Normalmente en este caso, ya no puedes obtener financiación  por el sistema bancario tradicional, y debes acudir a capitales privados. Hay que ser extremadamente cuidadoso, pues muchas veces el verdadero beneficiado de la situación no es el hipotecado, sino el prestamista.

Un especialista debe analizar tu situación y verificar si hay “espacio” para refinanciar o vender (una refinanciación estrecha puede conducirnos a unos intereses de mora altísimos que nos pueden hacer perder la propiedad).  La mejor formula es comprometer a un banco a que nos acepte la financiación para levantar las deudas que han originado el Rai o Asnef. Esta alternativa,  siempre será más conveniente que utilizar capitales privados para dichas deudas.

¿Cuándo no debo reestructurar o refinanciar?

No debes reestructurar o refinanciar si te encuentras en dificultades y prevés que estas se van a alargar demasiado en el tiempo  por una reducción considerable (mas de un 20%) de los ingresos (p. ej. uno de los miembros de la pareja esta en el paro, incorporación en un  nuevo empleo  de inferior retribución,  por divorcio….) o por incremento de gastos (p. ej. porque hemos tenido que hacernos cargo de un familiar, aumento de la unidad familiar….).

En estas situaciones que hemos ejemplificado, reestructurar o reunificar no es una solución adecuada, dado que en muchos casos, es postergar o agravar el problema.

STOP EMBARGO

ATENCIÓN:

La misión de un intermediario financiero es, a cambio de unos honorarios, lograr las mejores condiciones del mercado y cumplir los  objetivos del cliente.  Dada la falta de regulación en dicho sector, conviene ser cauto a la hora de seleccionar una de estas empresas: deberíamos elegir una con  local de negocios abierto al público y personal cualificado.  En Remax disponemos de un departamento de servicios financieros, no dudes en consultar si tienes alguna duda en el 928 24 20 30.

Stopembargo.com es un servicio de Lanzagorta Servicios Inmobiliarios SL - Calle León y Castillo, 241 - Las Palmas 35005.
Derechos Reservados © Stopembargo.com - Diseño: Grupo 3 Comunicación